verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

lunes, 17 de junio de 2013

EL CANAL DE NICARAGUA LA UTOPÍA POLITIQUERA O LA REALIDAD.



La construcción de un Canal Interoceánico en nuestro territorio nacional es un megaproyecto que en todas sus opciones afecta al Lago de Nicaragua. De acuerdo con opinión de expertos en preservación y conservación del medioambiente, ocasionaríamos un severo e irreparable daño ambiental cuyas consecuencias catastróficas se extenderían hasta la generación de nuestros nietos.

Desde el punto de vista comercial es posible percibir que la rentabilidad de dicho proyecto a corto o largo plazo no sea razonable ni sostenible. De acuerdo con cifras del comercio mundial, solamente en Estados Unidos, de costa a costa y por canales secos, pasa un 60 por ciento de la mercadería mundial y sin causar daño ambiental. Por el Canal de Panamá pasa alrededor de un 30 por ciento de la mercadería, sumando así un 90 por ciento, quedando de esta manera únicamente un 10 por ciento de la mercadería flotante que podría pasar por el publicitado Canal por Nicaragua. A esto deben restarse costos y pérdidas, por lo que apenas quedaría de 5 a 7 por ciento del mercado. Expertos en navegación han señalado que la profundidad mínima para que una vía acuática sea navegable debe ser de 22 metros y nuestro lago, con una extensión de unos 8,500 Km² y una profundidad estimada, según expertos, entre ocho y nueve metros en su parte más honda, no presta condiciones para transatlánticos que apenas transportarían el 5 por ciento del mercado restante.

Es muy grave la destrucción del manto de agua dulce más grande de Centroamérica, que de acuerdo con estudios bien documentados tiene capacidad para abastecer aproximadamente a 80 millones de habitantes y actualmente nuestra población circundante al lago se beneficia de este gran recurso que la naturaleza nos ha regalado; por lo que es momento de reflexionar, de hacer Patria y no de vender patria, de abrazar y querer a nuestro patrimonio territorial, de pensar en el futuro de nuestros hijos y nietos. No olvidar que vivimos un terrible período de calentamiento global que a diario seca los mantos acuíferos del planeta.

En el pasado hemos sido testigos de éxodos políticos, hoy podríamos tener un éxodo ambiental, inédito en Centroamérica y podríamos ver una invasión foránea cuya mano de obra especializada sustituiría a los nicaragüenses.

Si la ventaja no es económica, ni ambiental, entonces ¿cuál es la ventaja de este Canal y cuál es la urgencia de hacerlo sin la debida consulta a nivel nacional? ¿Por qué no se ve un contrato de país a país, sino con un supuesto empresario de dudosa existencia? ¿Por qué no hay licitación internacional? ¿Por qué se oculta valiosa información al pueblo? Me asalta la gravísima preocupación que existan oscuros y mafiosos intereses económicos incluyendo la pesada mano del narcotráfico que tanto preocupa a nuestra institución policial y que tras el disfraz de un supuesto progreso material para el país se tenga ya organizado todo un andamiaje de políticos, corifeos, empresarios y hasta sindicalistas del gobierno promoviendo lo que a todas luces parece ser un monumental engaño que solo favorece a la familia gobernante y sus serviles acólitos.

Los nicaragüenses todos, sin distingos de colores políticos, debemos responsabilizar a los gobernantes de turno y a todos aquellos políticos y empresarios que se están prestando para elaborar y participar de este proyecto que despierta la enorme sospecha que va a beneficiar mayormente a políticos corruptos que sistemáticamente han destruido la institucionalidad del país y no conformes en su ambición, ahora van a destruir el ambiente y nuestra geografía.

Señores del Gobierno, señores parlamentarios, señores empresarios, no sean canallas con nuestro país ni con el futuro de nuestro pueblo; retrocedan y reflexionen, no mientan, no vendan ni destruyan nuestro país. Si no hacen bien, por lo menos no hagan daño, más del que ya han hecho a nuestra sufrida democracia.

Nicaragüenses, reflexionemos, seamos conscientes y amemos a Nicaragua. Une tu voz y levanta tu protesta y denuncia a los depredadores que hoy venden la patria.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario