verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

martes, 4 de septiembre de 2012

LAS IMPUGNACIONES ENTRE DEMOCRATAS DIVIDEN Y FORTALECEN AL DICTADOR ORTEGA.

En días pasados Arnoldo Alemán, del PLC, y posteriormente Luis Callejas, del PLI, anunciaban las 
intenciones de sus respectivos partidos de impugnar el primero alrededor de 600 candidatos inscritos por el PLI y el segundo una suma cercana a los 200 inscritos por el PLC para las próximas elecciones municipales. La noticia además de evidenciar el desencanto que en mayor o menor grado ambos partidos vienen sufriendo, nos permite conocer la realidad que subyace en estos traslados, que no es otra que el deseo de las bases de construir la unidad que sus dirigentes se han negado a formalizar, obligando a estas a llegar a acuerdos para correr en la casilla que en cada municipio consideraron con mayores posibilidades de derrotar al orteguismo.


Al preguntarnos quién ganará con estas impugnaciones, tenemos que responder sin duda alguna que las mismas únicamente favorecerán al sandinismo, incrementando la desilusión y el desaliento entre los votantes, favoreciendo el que se impongan los candidatos de la familia gobernante; por lo que continuaremos viendo la tragicomedia que en varios actos viene ofreciéndosenos, que no es otra de la autodestrucción o el suicidio político ejecutado por los autollamados líderes de la oposición, obligados a unirse, pero imposibilitados de hacerlo por sus propios intereses y errados cálculos.

El considerar a los afiliados como propiedad del partido, matriculados permanente o considerados manumitidos, queriendo mantenerlos forzadamente en sus filas como si estuvieran en un verdadero proceso electoral, jugándose democráticamente el poder; les niega el derecho a pensar o a realizar lo que sus dirigentes no buscan: la posibilidad de cambiar cívicamente al Gobierno.

El solo hecho de que muy orondos los personajes en cuestión anuncien sus despropósitos refleja que carecen de una estrategia y que no han sabido identificar los objetivos fundamentales que la oposición en esta etapa debe diseñar, ya que continúan planteándose como partidos electoreros, desconociendo la ruptura de las reglas de la democracia y que en las condiciones actuales no podemos esperar elecciones libres, justas y transparentes, por cuanto lo único seguro de las próximas elecciones es que los votos de los ciudadanos no serán apropiadamente contabilizados, desconociéndose nuevamente la voluntad popular.

La inútil y desgastante lucha fratricida solamente puede leerse como el intento desesperado de creerse ellos mismos que las elecciones serán creíbles o como parte de sus ocultos compromisos para avalarlas, dejando a un lado la lucha por el rescate de la democracia, de la institucionalidad y del Estado de Derecho; olvidando que es importante ganar alcaldías, pero más importante es ganar la democracia.

Como expresara recientemente el Movimiento Liberal Constitucionalista Ramiro Sacasa Guerrero: “La unidad en la acción para el rescate de la democracia, a través de un plan de lucha con movilizaciones, para exigir transformaciones profundas en el Consejo Supremo Electoral y en la Ley Electoral es una tarea pendiente de los partidos de oposición, que no puede ser retrasada ni sustituida por la participación en unas elecciones amañadas”.

Como liberales y demócratas respetamos la decisión de participar y votar el próximo 4 de noviembre, pero únicamente si dicha participación se visualiza como una herramienta de lucha, y no la más importante, en la búsqueda de nuestros objetivos estratégicos. Igualmente respetamos la legítima decisión que muchos nicaragüenses han tomado de no participar considerando que con su abstención estarán repudiando el sistema antidemocrático que se nos viene implementando.

La guerra de impugnaciones debería detenerse, ya que solamente incrementará la división y la desconfianza entre los demócratas; lo importante es que las elecciones municipales no distraigan la búsqueda de la unidad para rescatar la democracia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario