verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

jueves, 23 de febrero de 2012

ELECCIONES MUNICIPALES CON LOS MISMOS JUECES DEL FRAUDE DE LAS PRESIDENCIALES.



¿CUAL ESTADO DE DERECHO EN NICARAGUA?
Siempre se nos ha considerado a los nicaragüenses (y con razón), con muy poca memoria histórica, por lo que estamos condenados a perpetuidad a repetir nuestros errores históricos, tales como el caudillismo político, ese afán de estar ungiendo a políticos mediocres, ambiciosos y corruptos para que dirijan nuestros destinos nacionales.   

La dirigencia del PLI anda dando bandazos, no ha podido enfocar un objetivo verdaderamente estratégico en cuanto a devolver la democracia al pueblo de Nicaragua. Unos diputados opinan que hay que repartirse las magistraturas, otros que los cambien totalmente, pero unos y otros no ven o no quieren ver que esto no es solamente un cambio de nombres, se está jugando el Estado de Derecho.  

En la edición de LA PRENSA del día martes 14 de febrero corriente,  don Fabio Gadea Mantilla  expresó: “Necesitamos condiciones mínimas para participar en las elecciones municipales de este año”. Qué rápido se olvidó la ilegal e ilegítima candidatura de Daniel Ortega, ya se diluyó en estos tres meses la violación del arto. 147, no se recuerda ya la canallada electoral del 6 de noviembre del 2011. ¡Qué pena!   

Participar en las  próximas  elecciones municipales sería  darle legitimidad a lo ilegítimo, legalidad a lo ilegal. Con esa actitud no haríamos más que colaborar con el régimen actual, maquillando su deteriorado rostro ante la comunidad democrática internacional. Ortega no va a conceder ningún espacio sino se le arrebata a través de presiones internas y externas, por lo tanto nuestros esfuerzos deberían estar encaminados hacia ese fin. Lo contrario sería pecar de ilusos o, peor aún, de cobardes.   

Que no se quejen luego el PLI y sus aliados cuando los vuelvan a arrollar los orteguistas, en esas parodias de elecciones en que les gusta participar. Ahora en sus mullidos sillones de la Asamblea Nacional se vuelven pragmáticos, cuando deberían encabezar la lucha por devolvernos nuestro estado de derecho; para lo cual no cabe ninguna negociación, de lo contrario solo serán fámulos del régimen.

“Se puede abandonar una patria dichosa y triunfante, pero amenazada y oprimida no se la abandona nunca, se la salva o se perece por ella”.  Maximilien de Robespierre.
 OSIRISMELISA

1 comentario:

  1. Buenísimo ojala páginas como esta que hablan de la verdad en Nicaragua sigan expandiendo la verdadera historia de la Nicaragua que esta en el presente. una Nicaragua secuestrada por instituciones deformadas

    ResponderEliminar