verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

domingo, 15 de enero de 2012

RECOMENDACIONES AL ILEGAL PRESIDENTE DE NICARAGUA.



Ahora que por segunda vez consecutiva va a gobernar Daniel Ortega, es necesario que  le dé un viraje mejorado a todos los proyectos sociales estratégicos de bienestar para el país para ampliarlos, como reto, responsabilidad de ir haciendo aún más desarrollar al país en todos los campos. Eso es lo que yo  creo que  queremos todos los nicaragüenses.   
Los nicaragüenses de diversas ideologías políticas y religiones anhelan bienestar, educación, salud, trabajo con salarios dignos, que se frene la delincuencia en todas sus modalidades y sobre todo combatir contundentemente al narcotráfico de estupefacientes.  Casas, calles, carreteras, auspicio o financiamiento a la base económica y cualquier otro tipo de actividad social de bienestar e irse olvidando de la politiquería absurda de algunos.   
 Por ejemplo, en las riberas de nuestros ríos, lagos, lagunas, etc., a una distancia moderada sería un buen proyecto que el gobierno de Ortega y los países cooperantes, armonizados con el capital nacional e internacional inversionista los haga productivos, sembrando yuca, frijol, arroz, o todo tipo de hortalizas, para el consumo nacional y en parte internacional, asimismo, reforestar todo el territorio nacional o donde lo estimen más conveniente, en las ciudades y el campo.       
 Los gobernantes de los cuatro poderes del Estrado no solo deben volver a ver solo  hacia las ciudades, especialmente Managua. No desatiendan los departamentos y municipios, comarcas, caseríos, pues Nicaragua no solo es Managua. Es necesario darle una mejor atención al campo en un 100 por ciento e impulsarlo para que se vaya desarrollando, sector muy importante para las cosechas del producto básico de consumo nacional y de venta internacional.       
Ya sabemos cuáles proyectos están establecidos y andando, ahora hay que crear nuevos proyectos sociales productivos como los referidos, etc., pues los nicaragüenses de cualquier signo político o religioso serían los beneficiados, no los gobernantes.   
 Sugiero al mandatario Ortega, a su gabinete, a los cuatro poderes del Estado y a los dirigentes de los partidos políticos que abandonen las discordias abiertas, encubiertas, que  aprovechen que tienen la suerte de tener un trabajo el cual no es decorativo es para actuar sobre el bienestar común del pueblo en general, si todo es de él sin importar ideologías o religión.   
 Qué hermoso sería que un día todas las ideologías  se pudiesen entender, comprender y colaborar en gobernar, es muy ambicioso, pero algún día se puede lograr todo, depende del grado de voluntad de todos los que están en el poder y de los dirigentes de los partidos políticos. Y que la cooperación internacional que nos han abandonado regrese, porque el pueblo necesita de sus ayudas. 

OSIRISMELISA


No hay comentarios:

Publicar un comentario