verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

domingo, 18 de septiembre de 2011

LOS NICARAGUENSES QUEREN OBSERVACION ELECTORAL Y DERECHO A VOTAR.

LOS NICARAGUENSES QUEREN OBSERVACION ELECTORAL Y DERECHO A VOTAR.:

La Unión Europea y el Consejo Supremo Electoral (CSE) de facto,
informaron este martes que habían acordado los puntos indispensables
para la observación electoral, “antes, durante y después de las
elecciones del 6 de noviembre” de este año. Y según declaró el embajador
de la Unión Europea, Mendel Goldstein, los observadores podrán circular
libremente, presentarán al CSE un informe de la observación que
realicen y después lo harán público aún sin el consenso del ente
electoral de facto.


El mismo día, el presidente de facto del CSE informó que el Centro
Carter había solicitado acreditar una misión de observadores para los
comicios de noviembre. El funcionario aseguró que “ha respondido
positivamente a la solicitud y que espera que representantes del
organismo lleguen próximamente al país para formalizar los trámites”.


Estas son buenas noticias para la ciudadanía y las fuerzas
democráticas que participan en la actual campaña política, pues debido a
las restricciones del CSE y la hostilidad de Daniel Ortega hacia los
observadores , la observación estaba en duda. Pero esta es indispensable
y esperamos que otros organismos internacionales confiables también
vengan a observar las elecciones que se realizarán en noviembre de este
año.


Estamos claros de que la observación no impediría el fraude
electoral, en el caso que el orteguismo decidiera robarse las elecciones
al no poder ganarlas limpiamente con los votos, como hizo en los
comicios municipales de noviembre de 2008. Sin embargo, la presencia de
observadores independientes daría confianza a los ciudadanos y los
alentaría a votar masivamente, lo cual es sumamente importante porque
la abstención es el principal aliado de Daniel Ortega y el FSLN, pues
les garantizaría el triunfo electoral sin necesidad de hacer fraude para
invertir el sentido de la voluntad popular.


Además, si a pesar de la presencia de los observadores electorales el
Gobierno realizara un fraude tan grande y descarado como el de los
pasados comicios municipales, difícilmente Ortega podrá conseguir la
legitimidad política interna y exterior que necesita para gobernar con
tranquilidad y obtener la confianza y el financiamiento de la comunidad
internacional democrática.


Los ciudadanos demócratas no pueden ni deben renunciar a votar. Las
elecciones son el mecanismo básico para el funcionamiento de la
democracia y un derecho primordial, por cuya conquista el pueblo
nicaragüense ha tenido que hacer grandes sacrificios, derramar mucha
sangre y ofrendar innumerables vidas humanas. De manera que no hay que
dejarse arrebatar el derecho a votar, y si se vota ante la mirada atenta
de los observadores electorales, muchísimo mejor.

asistencia:l.p / OSIRISMELISA 16090011

No hay comentarios:

Publicar un comentario