verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

lunes, 1 de agosto de 2011

FACTORES QUE IMPIDEN EL DESARROLLO YCRECINIENTO ECONOMICO DE NICARAGUA.

FACTORES QUE IMPIDEN EL DESARROLLO YCRECINIENTO ECONOMICO DE NICARAGUA.: ":cry: :yikes: :eyes: :yuck:
Según el segundo informe de FUNIDES de 2011, la economía de Nicaragua podría crecer entre un 3.5 y 4.0 por ciento en los próximos dos años. Pero este crecimiento no está garantizado. Si la situación económica en Estados Unidos y en el Japón se deteriorase, si el proceso electoral resulta viciado, si la ayuda venezolana se redujese y el aumento en las tarifas de electricidad causase disturbios sociales, el crecimiento podría caer a un 1 o 2 por ciento anual. En todo caso, el desempleo y la pobreza seguirían siendo problemas serios. Según FUNIDES, para reducir la pobreza en forma sostenida y crear 100,000 empleos por año necesitamos crecer al 5.5 por ciento anual, lo cual sería posible solamente si eliminamos las barreras al crecimiento económico. Estas barreras incluyen: a) Escasa disponibilidad y alto costo del crédito de mediano plazo; b)Bajo nivel de educación y capacitación de la mano de obra; c) Altos costos de energía, d) Pobre infraestructura y altos costos de hacer negocios; e) Problemas de gobernabilidad e institucionalidad; f) Altas tasas tributarias (la tercera más alta de América Latina).

Tres aspectos del informe me llamaron la atención. En primer lugar, el poco impacto de eliminar estas barreras sobre el crecimiento económico. Eliminar estas barreras significa transformar al país. Sin embargo, el impacto de su eliminación sobre el crecimiento económico es apenas de 1.5 puntos porcentuales por año. Si no hacemos nada, podemos crecer al 4 por ciento. Si efectuamos cambios profundos podemos crecer al 5.5 por ciento. O esas barreras no tienen un enorme impacto sobre el crecimiento económico, o FUNIDES ha subestimado el impacto que tienen. Me inclino a pensar que impacto es mayor de lo estimado y que si las elimináramos, el crecimiento económico andaría por el 6 o 7 por ciento anual. El costo económico de esas barreras es muy significativo.

En segundo lugar, me llamó la atención la ausencia de priorización. FUNIDES ha hecho una gran labor identificando barreras, pero no ha priorizado. Dudo mucho que todas sean de igual importancia. No creo que reducir las tasas impositivas, por ejemplo, tenga el mismo impacto sobre el crecimiento económico, y por ende sobre la pobreza y el empleo, que reducir los costos de energía o mejorar la infraestructura. También dudo que todas sean igualmente difíciles de implementar.

Finalmente, me llamó la atención el hecho que la mayor parte de estas barreras son resultado de decisiones políticas y que su eliminación es también decisión política. Y es aquí donde veo el mayor escollo. ¿Son nuestros políticos capaces de mejorar la gobernabilidad del país? Cuando FUNIDES habla de mejorar la gobernabilidad del país tiene en mente garantizar la protección de la justicia para todos los nicaragüenses; eliminar la impunidad y reducir la corrupción; garantizar y respetar los derechos de propiedad. ¿Acaso no son los mismos políticos los que han creado el vergonzoso sistema judicial? ¿Acaso no son los mismos políticos los que han cultivado la impunidad? ¿Y no son ellos los que gozan de los beneficios del poder público para obtener ganancias privadas, o sea de la corrupción?

FUNIDES recomienda mejorar el nivel de educación de la mano de obra, asignando mayores recursos públicos a la educación preescolar, primaria y secundaria. ¿Están nuestros políticos dispuestos a tocar el sagrado 6 por ciento del presupuesto asignado a la educación universitaria? ¿Acaso no fueron ellos los que introdujeron este artículo en la constitución? Y si no están dispuestos a reasignar los recursos dentro de los fondos destinados a la educación, ¿De dónde los van a sacar? ¿De lo asignado a la infraestructura? ¿De lo asignado a salud? O se reasignan los fondos dentro del sector educativo, o se le reducen los fondos a otros sectores. No hay de otra. Cualquiera de estas medidas conlleva costos políticos. ¿Están dispuestos nuestros políticos a incurrir esos costos? Hasta la fecha no han dado señales.

Igual podríamos decir de las acciones necesarias para eliminar las otras barreras: requieren decisiones políticas difíciles. Pedirle a los políticos que modifiquen su comportamiento es como pedirle al gato que se ponga el cascabel para alertar a los ratones. No va a pasar. Por lo tanto, muy a mi pesar, tengo que llegar a la conclusión de que mi querida patria seguirá en el fondo del barril. Es difícil ver el futuro con esperanza y tener la convicción de que nuestra economía volverá a crecer, como lo hizo en los 60 y 70, a tasas de 5 por ciento (o más), de que generará 100,000 empleos anuales y de que reducirá la pobreza dramáticamente. Nuestros políticos no han mostrado ni la visión ni el deseo de tomar las decisiones necesarias para lograr esas metas. No está en su naturaleza. Y por eso pienso que estamos fritos.
:pirate: :ninja: :knight:
osirismelisa/28080011"

No hay comentarios:

Publicar un comentario