verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

miércoles, 6 de julio de 2011

ORTEGA VIOLACION Y ABUSO DEL ESTADO DE DERECHO EN NICARAGUA.

ORTEGA VIOLACION Y ABUSO DEL ESTADO DE DERECHO EN NICARAGUA.: "
Los expertos dicen que al notar y reconocer las señales de alerta y los síntomas de violencia doméstica y abuso se ha dado el primer paso para ponerle fin a este mal. Sin embargo, aunque en muchos países existen centros de asistencia a las víctimas de abuso, en demasiadas ocasiones la persona ofendida termina por aceptar el maltrato creyendo que se lo merece.

El abuso y la violencia doméstica tienen como único propósito lograr y mantener control sobre la víctima. El abusador siempre juega sucio; usando miedo, culpa, vergüenza, intimidación, desgaste, amenazas y violencia física para mantener ese control.

Si bien este es el micro aspecto de un mal social crónico, algunas sociedades, como la nicaragüense, conocen el macrocosmo de los males. Uno de estos ofensores es Daniel Ortega, quien tiene en sus manos el total control del poder en Nicaragua y ha convertido a la nación entera en la víctima de sus atropellos. Lo más crítico del asunto es que muchos nicaragüenses, al igual que muchas víctimas de violencia doméstica, creen que se merecen el maltrato y hasta terminan por aceptar que todo pueblo tiene el gobierno que se merece.

Pero en verdad la mayoría de los nicaragüenses hemos identificado y reconocemos nuestro problema, queremos ponerle fin a nuestro mal, pero también sabemos que los centros de asistencia en los que suponemos encontrar apoyo -como la Organización de Estados Americanos- son altamente discriminadores. La OEA nunca consideraría una queja de los nicaragüenses democráticos contra Daniel Ortega, el dictador institucional, por haber violado nuestra Carta Magna de manera tan flagrante buscando la reelección en el 2011. Para ello Ortega fue amparado por una resolución ilegal y arbitraria de seis jueces sandinistas de la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia, quienes declararon inaplicable el artículo 147 de la Constitución que no solo prohíbe la reelección consecutiva del presidente, sino que no permite a Ortega ejercer el cargo en un tercer período presidencial.

El proyecto de resolución de la OEA, emitido el 23 de junio de 1979, en que declaraba que las bases de este estaban inspiradas en el inmediato y definitivo cambio de gobierno en Nicaragua, constituye la génesis del endriago Daniel Ortega. La OEA es la casa de Ortega y de su familia política.

Lo más triste de todo es que estos patrones de abuso dejan creyendo a los ofendidos que es su propiaincapacidad y falta de disponibilidad lo que nos produce este tipo de gobiernos. Y es por eso que los nicaragüenses hoy nos encontramos estancados. Y lo digo así porque hemos suspendido por completo el desarrollo de nuestro proceso democrático. Ni los partidos políticos, ni la ciudadanía, ni las instituciones despiertan de este letargo.

Hay muchas señales de que estamos estancados: Las campañas políticas de los partidos de oposición padecen de un agotamiento que se manifiesta en pobres mensajes y débiles planes. La incapacidad de reconocer el verdadero problema hace a los políticos promover la escisión, fraccionando a la oposición en minipartidos y debilitando aún más la voluntad a defenderse. El miedo ha paralizado a la ciudadanía y los empresarios se entregan como mendigos al dictador. Hay terror de ofender directamente a Ortega. Como pueblo nos sentimos impotentes y desesperados. Muchos creen que los abusos del dictador son merecidos por el pueblo. Sabemos que el dictador nos ve como objetos y no como personas y no nos organizamos en su contra. Permitimos que Ortega nos mantenga alumbrados por una candela venezolana, en la miseria.

Dominio, humillación, aislamiento, amenaza, intimidación, acusaciones, no importa qué táctica Ortega use para manipularnos, siempre lo dejamos seguir adelante. Él es el perfecto y eficiente abusador, y por eso se ríe triunfante de nosotros, pues sabe cómo mantenernos temerosos, estancados y desunidos.

Hermanos nicaragüenses, el haber nacido en Nicaragua no tiene por qué ser doloroso. Todo lo que tenemos que hacer es derrocar los muros ficticios que nos separan y construir más puentes que nos lleven a una convergencia de oposición democrática sin temores y sin estancamientos. Y en el espíritu de continuar parodiando a Newton, les recuerdo: “La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo”.
"

No hay comentarios:

Publicar un comentario