verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

domingo, 31 de julio de 2011

FALLOS ABERRANTES DE LA CORTE DE JUSTICIA SANDINISTA.

FALLOS ABERRANTES DE LA CORTE DE JUSTICIA SANDINISTA.: "
En la escogencia de jueces y magis- trados judiciales, pesa más su afiliación política y nivel de obediencia al caudillo del partido, que su preparación, conocimientos, experiencia y desempeño profesional, por esto el sistema judicial de Nicaragua está emitiendo fallos a la medida de quien está siendo juzgado, sin apego a lo que las leyes y la Constitución dictan.

El partido de Gobierno es el que más utiliza este aparato judicial a su favor, protegiendo a sus incondicionales y “cómplices necesarios”.

Dejemos aparte la “joyita” de resolución que “legaliza” la participación de Daniel Ortega en las próximas elecciones, donde declaran inconstitucional a la misma Constitución, y hagamos un recuento de otras “joyitas” que no hay que olvidar.

William Hurtado, asesino de Carlos Guadamuz (q.e.p.d.), luego de cumplir un tiempo en la cárcel, se le mandó a su casa por padecer de “estrés carcelario”. Cualquiera se estresaría de estar en una cárcel, pero este es al fin el castigo, ¿o no?

También liberaron a Arnoldo Alemán por ser un reo “valetudinario”, pero contradictoriamente este, en su estado “grave”, se dedica a viajar por todo el país haciendo campaña política.

Más recientemente, a Farinton Reyes, violador de Fátima Hernández y con “conectes” en el Gobierno, se le reduce la pena por el hecho de que al cometer el delito él se “encontraba en estado de arrebato y actuó con furor y excitación sexual, causado por la ingesta de cerveza”. O sea, al borracho, el delito se le perdona.

Los liberales no se quedan atrás. Recordemos que al asesino de la periodista María José Bravo (q.e.p.d.), el exalcalde liberal Eugenio Hernández, primero quisieron eximirlo de culpa con la ridícula tesis de la “bala saltarina”, parecida a la que mató al presidente Kennedy, y años después lo quisieron liberar cambiando el delito de asesinato a homicidio doloso.

En Nicaragua la justicia dejó de ser esa dama vendada que sostiene una espada y una balanza, para pasar a ser un hombre panzón, con birrete y toga de juez que, con tijera y cinta de sastrería en las manos, espera la indicación del “patrón” para ver de qué medida hace el traje (sentencia) del “procesado”.Esto no puede ni debe seguir así. Como ciudadanos debemos poner en el Gobierno a personas responsables, capaces, respetuosas de las leyes y que quieran cambiar lo que no está bien. Solo con nuestro voto masivo esto será posible.

osirismelisa /27070011


"

No hay comentarios:

Publicar un comentario