verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

miércoles, 1 de junio de 2011

LE QUEDA AL PUEBLO NICARAGUENSE RESISTENCIA CIVIL O DICTADURA ORTEGISTA.

LE QUEDA AL PUEBLO NICARAGUENSE RESISTENCIA CIVIL O DICTADURA ORTEGISTA.: ":yikes: :cry: :down: :rip:
Son unos cuantos: Somoza, Alemán y Ortega los que han destruido el destino de nuestro país. Dos de estos siguen enquistados en el poder y hay nubes de moscas sobornables alrededor de ellos. Los proyectos sociales de Ortega son mentiras publicitarias, no se puede tapar el sol con un dedo: el pueblo está en la pobreza, sin trabajo, sin comida, y las conquistas sociales no existen. Se sangra al INSS y las escuelas ni agua tienen. Las alcaldías no invierten, las familias están sin empleo o por perderlo. Mientras Ortega se adueña —a lo Somoza— de los medios de producción y comunicación en convenio con los petrodólares de Libia y de Venezuela. Se robaron las elecciones municipales, tienen contratado el Poder Judicial. El Ejército y la Policía son cada vez más parcializados hacia Ortega por los favores recibidos. Aquí se echa preso a quien Ortega o Alemán dictan. Está organizada la turba callejera a lo Somoza. Se ha despedido a más de 20 mil empleados públicos. ¿Qué más muestras queremos de dictadura?

Debemos dejar la indiferencia hacia la realidad política y hacia la situación del pobre. De la pobreza ya todos sabemos sus causas: la negación de estos dictadores a darle al pueblo sus derechos, justicia social, una vida digna y libertades públicas. Las estructuras políticas actuales no sirven. No podemos seguir en este camino, necesitamos un proyecto de coalición en resistencia civil.

Necesitamos botar este pacto de mafias instaurado durante el gobierno de Bolaños. Alemán, por salvarse de la cárcel de 20 años, se alió con Ortega y le entregó el poder. Ahora para solucionar esto hay que pensar no en una persona, ni en una carrera política, una familia, un partido o en una tendencia. Necesitamos pensar solo en una cosa: Nicaragua volverá a ser República (PJCh). Nos cayó en nuestra época botar la segunda dictadura de Ortega, y si no se puede en la institucionalidad del voto, en la tribuna del derecho ni de la presión opositora política, será en las calles, transformando la política de nuestro país. No hay necesidad de compararse a la turba. Es el número el que cuenta. El grito de todos. Demandamos democracia y un Estado constitucional y de derecho. Que Ortega y Alemán renuncien a la reelección. Que renuncien los funcionarios del Consejo Supremo Electoral (CSE) y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Necesitamos democracia verdadera y respeto a la Constitución.

¿Crees que el fascismo y sus poderes son más grandes que el poder del pueblo en la calle paralizando el país? ¿Cómo hacer para salir de la indiferencia? ¿Cuánto tiempo, o qué tiene que pasar para que el pueblo despierte de esta pesadilla y se le plante a Ortega en la calle? Para que dé inicio a la resistencia civil. El pueblo de Nicaragua es un pueblo heroico, en nuestra sangre corre la historia de dictaduras que se instauran y luego se derrocan. Las calles son nuestras, son del pueblo, del pueblo a quien le ha sido negada su dignidad. La elección del 2011 es entonces en dos casillas: la resistencia civil o la dictadura orteguista."

No hay comentarios:

Publicar un comentario