verdades calientes

NATURALEZA-1950: EDUCACION VERDE EN LAS ESCUELAS.

sábado, 12 de febrero de 2011

LOS PROGRAMAS ASISTENCIA LISTA COMPRA VOTOS DEL GOBIERNO DE ORTEGA SALEN DEL PRESUPUESTO Y NO DEL PETROLEO VENEZOLANO.

LOS PROGRAMAS ASISTENCIA LISTA COMPRA VOTOS DEL GOBIERNO DE ORTEGA SALEN DEL PRESUPUESTO Y NO DEL PETROLEO VENEZOLANO.: "A cuatro años del gobierno del compañero comandante pueblo presidente Daniel queda claro que el famoso acuerdo Alba con Venezuela sólo ha servido para hacerlo millonario.
Esto podría parecer una verdad de Perogrullo, pero es la fecha y todavía hay muchos que creen que los programas como Hambre Cero y el subsidio al transporte colectivo de Managua y Ciudad Sandino los paga “la solidaridad” del Alba, o sea de Hugo Chávez y de Daniel Ortega.
El esquema decía que el petróleo vendría de Venezuela, se pagaría el 50 por ciento en 90 días y el otro 50 por ciento en un crédito a 25 años. Ese 50 por ciento, que se ha traducido en unos 500 millones de dólares al año, serían para “ayudar al pueblo”. Nada más alejado de la verdad.
Lo que hemos tenido en estos cuatro años con el programa Alba son dos grandes bloques: los Albacuentos y las Albacuentas.
Los Albacuentos son esos que dicen que la “ayuda” venezolana viene a favorecer directamente a los nicaragüenses.
Uno de esos grandes programas es el llamado Hambre Cero. Un programa plagado de ineficiencia, pues cada año el porcentaje de los fondos ejecutados en comparación con los disponibles es mínimo; pero eso no es todo. Ni un solo centavo del Alba va al programa.
Este 2011, por ejemplo, el Hambre Cero o Programa Productivo Alimentario o Bono Productivo (todos los nombres son el mismo programa) tiene un presupuesto de 298.5 millones de córdobas. De esos, 188.1 millones vienen de un préstamo del BID; 24.7 millones de un préstamo del Fida, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, de Naciones Unidas; cinco millones de una donación de Austria; 7.5 millones de fondos del Tesoro, y 72.7 millones de las rentas del Tesoro liberadas por la condonación de la deuda lograda en el gobierno anterior. O sea, ¡ni un real de Chávez! Un Albacuento.
Otro Albacuento es el del subsidio al transporte colectivo en Managua y Ciudad Sandino.
Los 126 millones de córdobas destinados a este subsidio vienen enteramente del presupuesto. Ni un solo centavo viene del Alba, que, como todo mundo sabe, no pasa por el presupuesto.
La pregunta tonta es: ¿entonces a dónde va todo el dinero del acuerdo Alba?
Pues va a las Albacuentas del emporio Albanisa. Las Albacuentas compran hoteles, cadenas de gasolineras, fincas ganaderas, estaciones de radios y canales de televisión, plantas generadoras de energía que funcionan con búnker (combustible caro que además contamina, algo que Ortega siempre critica del diente al labio en sus discursos), pero cuya energía generada es vendida a precios altísimos a los nicaragüenses.
También han creado con esas Albacuentas las empresas Albaconstrucciones, Albaforestal, Albapesca y todo negocio que se les ocurra.
De las utilidades de esos negocios, Petronic, la empresa estatal dueña (en el papel) del 49 por ciento de Albanisa, no ve ni un solo centavo.
Entonces en la realidad los Albacuentos le han servido a Ortega para mantener engañados (con nuestros impuestos) a algunos con unos chanchitos, unas gallinitas y unas hojas de zinc.
Las Albacuentas han servido para crear el timo más grande de la historia de nuestro país.
¿Cristianos, socialistas y solidarios? Son sólo palabras pintadas en letreros que ¡son otra Albacuenta!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario